Columna izquierda
Vinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.xVinaora Nivo Slider 3.x

ninotdahEl extremo sufrimiento emocional por el rechazo percibido es un sentimiento exclusivo de las personas con TDAH y puede debilitarlas. Aprende cómo puede afectar la DSR a esas personas

La disforia sensible al rechazo (RSD) consiste en una sensibilidad emocional y un dolor emocional extremos, provocados por la percepción – no siempre ajustada a la realidad – de una persona de haber sido rechazada u objeto de burla o crítica por personas que para ella son importantes. La RSD también puede ser desencadenada por una sensación de fracaso, de no llegar a cumplir las elevadas expectativas propias o de los demás.

Disforia, en griego, significa “difícil de soportar”. No es que las personas con trastorno por déficit de atención (TDAH o TDA) sean blandas o débiles; es que la respuesta emocional les causa mucho más sufrimiento que a personas sin este trastorno.

Cuando esta respuesta emocional se internaliza, puede imitar un trastorno mayor del estado de ánimo con ideación suicida. Los repentinos cambios de sentirse perfectamente a sentirse profundamente triste, como resultado de la DSR, se diagnostican a menudo erróneamente como un trastorno límite de la personalidad (TLP) de ciclo rápido.

Los médicos pueden tardar mucho tiempo en reconocer que estos síntomas son causados ​​por los cambios emocionales repentinos asociados al TDAH y a la sensibilidad al rechazo, mientras que todas las otras relaciones de objeto son completamente normales.

 

Cuando esta respuesta emocional se exterioriza, es como una impresionante e instantánea rabieta dirigida a la persona o la situación responsables de causar el sufrimiento. El 50% de las personas a las que un juzgado les obligó a seguir un tratamiento de manejo de la ira tenían un TDAH no reconocido previamente.

La RSD puede hacer que las personas con TDAH anticipen el rechazo, aunque éste no tenga por qué producirse. Esto les hace estar alerta para evitarlo, lo que puede diagnosticarse erróneamente como fobia social. La fobia social es un miedo anticipado e intenso a sentir vergüenza o humillación en público, o a que ser examinado con dureza por el mundo exterior.

La sensibilidad al rechazo es difícil de aislar. A menudo, las personas no pueden encontrar las palabras que describan su dolor. Dicen que es intenso, horrible, terrible, abrumador. Siempre se desencadena por la pérdida – real o percibida – de aprobación, amor o respeto. Las personas con TDAH afrontan este enorme elefante emocional de dos formas principales, que no se excluyen mutuamente.

  1. Se convierten en personas complacientes. Analizan a cada persona que conocen, para descubrir qué es lo que esa persona admira y elogia y se presentan ante ella con ese falso yo. A menudo, esto se convierte en un objetivo tan dominante que olvidan lo que realmente querían de su propia vida. Están demasiado ocupadas en asegurarse de no disgustar a los demás.
  2. Dejan de intentarlo. La más mínima posibilidad de fracasar al intentar algo nuevo o quedarse cortos ante los demás es demasiado dolorosa y arriesgada para planteárselo siquiera. Así que no lo hacen. Son esas personas tan brillantes y capaces que se convierten en las más holgazanas, que no hacen absolutamente nada con su vida porque cualquier esfuerzo les produce ansiedad. Renuncian a acudir a citas, a solicitar trabajo o a hablar en reuniones.

Algunas personas usan el dolor de la RSD para encontrar formas de adaptarse y sobrepasar las expectativas. Trabajan constantemente para ser las mejores en todo lo que hacen. O bien, se obligan a estar por encima de la crítica o el reproche. Llevan vidas admirables, pero ¿a qué precio? Luchan por la perfección, que nunca pueden alcanzar, y se ven constantemente forzadas a lograr más.

Cómo tratar la RSD

La sensibilidad al rechazo es parte del TDAH. Es algo neurológico y genético. Los traumas de la primera infancia empeoran las cosas, pero no causan DSR. A menudo, los pacientes sienten consuelo con sólo saber que este sentimiento tiene un nombre. Saber qué es, que no están solas y que casi el 100% de las personas con TDAH experimentan sensibilidad al rechazo es algo que marca la diferencia. Al escuchar este diagnóstico, saben que no es culpa suya, que no están chifladas.

La psicoterapia no ayuda particularmente a pacientes con DSR, porque las emociones golpean repentinamente y abruman por completo la mente y los sentidos. A una persona con RSD le cuesta algún tiempo recuperarse tras cada episodio.

Hay dos soluciones farmacológicas posibles para la DSR. La más simple es recetar los agonistas alfa guanfacina y clonidina conjuntamente. Estos fármacos fueron diseñados originalmente para la tensión arterial. La dosis óptima varia desde medio miligramo hasta siete miligramos de guanfacina, y de una a cinco décimas de miligramo de clonidina. Dentro de ese rango de dosis, aproximadamente una de cada tres personas siente alivio en su DSR. Cuando eso sucede, es algo que cambia la vida. El tratamiento puede marcar una diferencia aún mayor que un estimulante al tratar el TDAH.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard descubrió que el aumento de la dosis a cuatro miligramos de guanfacina y clonidina a siete u ocho décimas de miligramo (por encima de los límites aprobados por la FDA), logró una tasa de respuesta un 40% más alta. Sin embargo, conlleva efectos secundarios como sequedad de boca, sedación leve y, a veces, ortostatis, o maros al levantarse demasiado rápido.

El segundo tratamiento consiste en prescribir inhibidores de la monoamino oxidasa (IMAO) fuera de lo indicado. Tradicionalmente, éste ha sido el tratamiento de elección para la DSR entre médicos experimentados. Puede ser espectacularmente efectivo, tanto para el componente de atención / impulsividad del TDAH como para el componente emocional. La tranilcipromina suele funcionar mejor, con menos efectos secundarios. Entre éstos, los más comunes son tensión arterial baja, agitación, sedación y confusión.

Se ha visto que los IMAO son tan efectivos para el TDA/H como el metilfenidato en un ensayo directo realizado en los años 60. También producen muy pocos efectos secundarios con una dosis diaria, no son sustancias controladas (no existe riesgo de abuso), se venden en versiones genéricas baratas y de alta calidad y están aprobados por la FDA para los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad. La desventaja es que los pacientes deben evitar los alimentos curados en vez de cocidos, así como los medicamentos estimulantes para el TDAH de primera línea, todos los medicamentos antidepresivos, los medicamentos sin receta para el resfriado, la sinusitis, la fiebre del heno y la tos. Algunas formas de anestesia no se pueden administrar.

https: //tdahvitoriagasteiz.com/2018/03/07/el-tdah-enciende-la-disforia-sensible-al-rechazo/

Quienes somos

equipo direccionLa Asociación ACODAH, nace de la iniciativa de un grupo de madres y padres con niños/as que padecen TDA con o sin Hiperactividad en la provincia de Córdoba. Somos una organización sin ánimo de lucro, que se encuentra inscrita en el Registro de Asociaciones de Córdoba con el nº 5802 de la sección 1ª. LEER MÁS

Que es TDAH

tdahEl TDAH o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, sintomáticamente evolutivo y de probable transmisión genética que afecta entre un 5 y un 10% de la población infantil, llegando incluso a la edad adulta en el 60% de los casos.

LEER MÁS

TDAH:Características

tdahtipoLas dificultades de atención, pueden manifestarse en situaciones sociales, académicas o laborales. Deben presentarse en una intensidad desadaptativa, durante un mínimo de 6 meses y en discordancia con el nivel de desarrollo del niño.

.

 LEER MÁS

TDAH: Tipos

tdahtPuede que escuche que los términos “TDA” y “TDAH” se usan indistintamente. Pero, técnicamente el TDA es el término no oficial de uno de los tres subtipos de TDAH.

Muchas personas piensan en la palabra “hiperactivo” cuando escuchan el término “TDAH”. Pero es posible tener TDAH sin ser hiperactivo. LEER MÁS